Consiste simplemente en eliminar la central frigorífica y convertir cada mueble expositor refrigerado del supermercado en un frigorífico independiente. Al hacer esto no sólo eliminamos la central frigorífica y la sala de máquinas, sino que eliminamos también las largas líneas frigoríficas de cobre, reducimos la carga necesaria de refrigerante y las probabilidades de fugas, mejoramos la eficiencia energética y simplificamos la instalación y la hacemos más flexible a los cambios. No se trata, sin embargo, de sustituir los muebles remotos por frigoríficos con compresor integrado sin más, ya que esto generaría un elevado nivel de ruido y arrojaría calor a la tienda (este calor, a su vez, obligaría a sobredimensionar el aire acondicionado y a aumentar el consumo eléctrico). En lugar de esto, se conecta una unidad AQUA a cada mueble remoto.

    El sistema AQUA elimina por tanto la sala de máquina con dos centrales frigoríficas (una para temperatura positiva y otra para congelados), elimina dos largos circuitos de tubería de cobre cargados de refrigerante* , y necesita un solo condensador para disipar calor. En su lugar, se colocan tantas pequeñas unidades AQUA como muebles refrigerados y cámaras haya en el supermercado, conectadas entre si y con una enfriadora por medio de un único circuito (que engloba tanto la parte de temperatura positiva como la de congelados) de tubo de polipropileno, barato y fácil de instalar, cargado de agua. A su vez, este circuito transporta agua caliente que puede usarse de forma muy sencilla para reaprovechar el calor generado por el ciclo frigorífico y reducir el consumo energético.

     *(disponible para R-134a / R-1270/ R-407A/ R-407C/ R-407F/ R-442A/ R-404A/ R-507/ R-448A/ R-449A)

    Esta unidad contiene un silencioso, eficiente y fiable compresor scroll horizontal de bajo perfil y un intercambiador de placas que realiza la función de condensador. En él, el refrigerante se condensa transfiriendo el calor a un circuito cerrado de agua que lo disipa en el exterior del supermercado o permite que se reaproveche para diversas aplicaciones (agua caliente sanitaria o para limpieza, calefacción, eliminación del efecto “pasillos fríos”, etc.) Además, este “condensador” no precisa de ventiladores que produzcan ruido.

    Hasta el concepto AQUA existían tres formas de plantearse la refrigeración de un supermercado:

    1. Por medio de muebles refrigerados remotamente desde una central frigorífica, lo cual resulta complejo y caro.
    2. Llenando el supermercado de frigoríficos con compresor integrado y condensador ventilado, lo cual resulta muy ruidoso y transfiere todo el calor del ciclo de refrigeración a la tienda.
    3. Por medio de una central frigorífica que proporciona la capacidad frigorífica necesaria a un circuito secundario de recirculación de agua glicolada que refrigera los muebles expositores.

    El sistema AQUA es una alternativa que une las ventajas de cada uno de los sistemas anteriores evitando, sin embargo, sus inconvenientes. En la tabla podemos ver los pros y contras de cada uno de los sistemas.

    La gama AQUA incluye los modelos de la tabla siguiente:

    En la tabla se indican los modelos para los que se dispone de versión monofásica, trifásica, o de ambas versiones.

    Las unidades AQUA convierten cualquier mueble expositor refrigerado remoto de supermercado en un frigorífico con compresor integrado. Esto incluye:

    * Muebles verticales de producto fresco
    * Muebles verticales de puertas para congelados
    * Vitrinas de producto fresco
    * Islas de congelados
    * Islas con mueble vertical de puertas para productos congelados

    El amplio rango de trabajo de estas unidades, desde -45˚C hasta +10˚C de temperatura de evaporación, permite su aplicación en cualquier tipo de mueble expositor. Las unidades AQUA también funcionan como unidades condensadoras para la refrigeración de cámaras de conservación de productos frescos y de congelados.

    Instalación rápida y simple

    En una instalación AQUA no se precisan largas conducciones de tubería de cobre con cientos de soldaduras. En su lugar se instalan tuberías de polietileno, flexibles y baratas, que requieren menos y mucho más cómodas conexiones sin soldadura, para la circulación de agua. Los circuitos frigoríficos se limitan a la conexión de la unidad AQUA con el evaporador y la válvula de expansión del mueble, conexión que puede ser realizada frecuentemente por el mismo fabricante del mueble refrigerado.

    Elevada fiabilidad

    El sistema de compone de circuitos de refrigeración herméticos e independientes con compresores scroll y sin ventiladores en la condensación.

    Mantenimiento sencillo

    El sistema no requiere mantenimiento especial, la posibilidad de averías es muy reducida y limitada a componentes pequeños ya que cada circuito frigorífico no suele ser mayor de 3cv. Típicamente, el coste de mantenimiento de los equipos de refrigeración de un supermercado se aproxima a unos 2,5 €/m²x año. Una cadena con 100 supermercados de 1000 m² gasta unos 250.000€ al año en mantenimiento, que puede reducir a la mitad con unidades AQUA.

    Menor carga de refrigerante y pérdidas por fugas

    El sistema AQUA trabaja con 60% menos refrigerante que un supermercado convencional con central frigorífica y perderá 96% menos refrigerante en caso de una fuga grave.

    Menor riesgo de pérdida de producto refrigerado

    En un supermercado tradicional, si se produce una fuga grave de refrigerante o la central de refrigeración se avería, todo el producto fresco o congelado del supermercado se encuentra en riesgo inmediato de echarse a perder, ya que todos los muebles y las cámaras dejan de funcionar. Al instalar el sistema AQUA, la avería de una unidad AQUA pone un único mueble expositor o cámara fuera de servicio temporalmente.

    Flexibilidad

    Cada unidad AQUA convierte un mueble expositor refrigerado remotamente en un frigorífico independiente y hermético. Ello permite reubicarlo y desplazarlo con gran facilidad, sin necesidad de recuperar el refrigerante ni conectarlo de nuevo a otra central de refrigeración.

    Imagen ecológica

    El uso del sistema AQUA minimiza la probabilidad y el impacto de las fugas de refrigerante a la atmósfera, y permite un sencillo reaprovechamiento del calor generado en el ciclo frigorífico reduciendo el consumo energético del supermercado y por consiguiente su impacto sobre el cambio climático global.

    Mejor aprovechamiento y ahorro energético

    Las unidades AQUA conducen el calor generado en el ciclo de refrigeración por un circuito cerrado de agua hasta cualquier punto donde se pueda aprovechar.